Español    English

Coin, ventajas y riesgos del sustituto de las tarjetas

coin, el sustituto del dinero de plástico

Una empresa estadounidense está desarrollando un proyecto que puede convertirse en una auténtica revolución del mundo de los cajeros ATM y las tarjetas de crédito. Coin (‘moneda’ en inglés) es el nombre de la firma que está cerca de lanzar un dispositivo para simplificar la operatividad de los usuarios en lo referente a sus pagos con tarjeta. Sin embargo, este proyecto también presenta una serie de sombras y riesgos.

El proyecto

El equipo de Coin está integrado por una mezcla heterogénea de expertos en comercio electrónico, diseñadores, desarrolladores y programadores informáticos, así como por un antiguo ingeniero de la NASA. La empresa tiene como objetivo mejorar la experiencia de los usuarios de tarjetas con banda magnética (las que, por ejemplo, se usan en los cajeros ATM y terminales de punto de venta). Coin, el producto, es un dispositivo electrónico, del tamaño de una tarjeta, en el que se pueden almacenar los datos de las diferentes tarjetas de un mismo usuario (tarjetas de crédito o débito, tarjetas regalo, tarjetas de empresa…). Del mismo modo, mediante una App también se puede operar del mismo modo en un Smartphone (iOS y Android).

En principio, el funcionamiento de Coin se restringe a los propietarios de tarjetas estadounidenses que quieran operar dentro de los EEUU. En principio, la capacidad de almacenamiento de tarjetas de Coin como APP es ilimitada, mientras que se restringe a 8 en el caso del dispositivo.

Coin podrá usarse tanto en cajeros ATM tradicionales como en restaurantes, centros comerciales o parquímetros. En definitiva, podrá emplearse en cualquier establecimiento que disponga de sistemas para la lectura de tarjetas con banda magnética.

Problemas

Hay ciertas lagunas y problemas en el funcionamiento de Coin que pueden ensombrecer su futuro. Para empezar, la firma ha retrasado el lanzamiento del producto hasta mediados del 2015. De momento, los miles de suscriptores se harán con una versión en pruebas que actualmente sólo es operativa en el 85% de los cajeros automáticos. Del mismo modo, las baterías del dispositivo Coin no se pueden recargar, por lo que a los dos años (duración media) es necesario encargar otro equipo.

Asimismo, la empresa no se responsabiliza en ningún momento de que posibles virus o la acción de hackers comprometa los datos de las tarjetas.

Al contrario que en este caso, si por algo nos caracterizamos en Hartmonetic es por ofrecer a nuestros clientes las máximas garantías de calidad en nuestros productos y servicio, tanto pre-venta como de instalación y postventa. Ponte en contacto con nosotros y te facilitaremos toda la información que necesites.